Serpientes


Serpientes

Las serpientes o víboras

Las serpientes, también llamadas víboras (término mal usado) u ofidios, son un grupo de reptiles que se caracterizan por no tener patas y por tener cuerpos extremadamente alargados. Las primeras serpientes se originaron hace unos 100 millones de años aproximadamente.

Como ya dijimos, las serpientes tienen dos características destacables: no poseen extremidades y sus cuerpos son muy alargados y delgados por lo general. Alguna serpientes son capaces de propinar mordeduras venenosas a sus enemigos, como en el caso de las cobras por ejemplo, lo cual se usa como arma para matar a la presa antes de proceder a ingerirla. Otra serpientes más grandes, como es el caso de las boas y las pitones, usan sus grandes cuerpos para envolver a la víctima y matarla por constricción.

Hoy en día existen unos 3.000 tipos de serpientes en el mundo. Evolucionaron a partir de los lagartos, pero los detalles del proceso todavía son investigados.

Las serpientes poseen una piel recubierta por escamas, principalmente en la parte del vientre, la cual usan para desplazarse. Cada cierto tiempo, las serpientes mudan su piel, pero no lo hacen por sección, sino de una sola vez, como si se tratara de una media que recubre nuestro brazo y la quitamos de un momento a otro. Esto lo hacen para sanar algunas heridas y para evitar parásitos externos, aunque también para que el animal siga creciendo. Debido a esta “renovación”, las serpientes son consideradas un símbolo de salud.


Artículos Relacionados