La ecología en Japón

Ecología en Japón

Japón y las estaciones de carga eléctrica

La industria de automóviles busca efectuar siempre cambios progresivos que mejoren la experiencia automovilística. Son cada vez más estas industrias que se adentran en el negocio de autos eléctricos, a una época donde lo importante de hacer una inversión más económica, junto a una ayuda al medio ambiente se ve como una propuesta bastante buena.

Pero también la transición es algo lenta, para el publico que esta pasando de los autos convencionales a los eléctricos, considerando que todavía son muy superiores los puestos de autoservicio convencionales que a los especiales para autos eléctricos.

Japón y las estaciones de carga eléctrica

He ahí donde entra la nación de Japón, con una capacidad de progreso que es de respeto por los demás países, Japón ha llegado a posicionar un número mayor de 40.000 estaciones de carga, entre publicas y privadas, a comparación de las 34.400 estaciones de servicio esparcidas a lo largo de las carreteras y calles del territorio japonés, además de que es lógico que opten por un servicio cuyo coste de carga en un garaje cuenta menos de 2.000 euros y cuando en una gasolinera son unos varios cientos de miles de euros.

Aunque es en verdad importante este cambio de tendencia, en Japón, aun se espera el poder contar con más puntos de carga públicos que gasolineras en el territorio, lo cual significará que la Administración Publica también confié en los autos eléctricos.

Se ha convertido en un gran negocio por parte de los fabricantes, los cuales hasta hace un tiempo no se habían metido con el negocio de repostaje, pero viendo el potencial de este sector intentan ahora el cubrir todas los aspectos posibles que tengan que ver con el aprovisionamiento del coche eléctrico; cubriendo la producción de baterías, tecnología, diseño, ventas y recarga. Como también hay quienes se unen a nuevos futuros planes para la creación de medios de carga rápida y formas de mejorar la experiencia de manejo para los conductores en casos de mayores distancias a recorrer.

Japón y las estaciones de carga eléctrica

Un proyecto iniciado por la empresa fabricante de Alemania, BMW, consiste en convertir las farolas de las calles en puntos de carga. Este proyecto se le ha bautizado con el nombre “Light and Charge”, el cual se tiene planeado llevar a cabo sus primeras pruebas en un ambiente real de ciudad, en las calles de Múnich, Oxford y Los Ángeles, como también se habla de la posibilidad de llevarse luego acabo en las calles de Londres y Berlín.

Japón tiene la mayor granja solar flotante

Probablemente a esta altura ya no quedan dudas de lo estupenda que puede ser la energía solar a la hora de generar electricidad. No solamente se trata de una fuente limpia, sino que además cada vez cuesta menos.

Si miramos unas décadas hacia el pasado, veremos que el costo de los paneles solares era realmente elevado, tanto que solo los millonarios se los podían permitir. Pero ahora la historia ha cambiado: gracias al avance de la tecnología el costo de las celdas solares se ha reducido muchísimo y cada vez hay más hogares que disponen de una instalación solar propia.

Japón tiene la mayor granja solar flotante

Un problema al que se enfrenta la energía solar es que se requieren grandes extensiones de tierra para poder montar las granjas solares, es decir, aquellos lugares donde podemos encontrar una gran cantidad de paneles solares generando energía.

Debido a esto muchos han optado por comenzar a colocar los paneles solares en el agua, dando lugar a las llamadas granjas solares flotantes, estando por encima de la superficie del agua. Lo bueno de este tipo de instalaciones es que no afectan para nada la vida marina y además tampoco ocupan terreno en superficies que se pueden utilizar para otros propósitos.

La granja solar flotante de mayor tamaño recientemente ha sido revelada en la ciudad de Kasai, prefectura de Hyogo, en Japón. Se trata de una instalación con una capacidad de 2.3 MW.

Curiosamente, la segunda mayor granja de su tipo también se encuentre en la prefectura de Hyogo, pero la ciudad es otra, Kato.

Kyocera y Century Tokyo Leasing son los dos grandes nombre detrás de este proyecto. Ambas partes han estado realizando instalaciones de este tipo de granja solar por todo Japón desde el año 2012.

Dada la rápida implementación de la energía solar cada vez hay menos terreno adecuado para colocar paneles solares, por eso se ha comenzado a recurrir a esta clase de instalaciones.

Japón planea crear la mayor granja eólica del mundo

Japón planea crear la mayor granja eólica del mundo

Una granja eólica, como bien sabemos, es una zona donde se encuentran una gran cantidad de turbinas eólicas que son destinadas a convertir la energía eólica en energía eléctrica.

Tras el desastre de Fukushima del año 2011, Japón ha decidido tomar otro rumbo, abandonando el uso de la energía nuclear y optando por energía menos peligrosas e igual de eficientes.

La idea del país nipón es crear una granja eólica que será la mayor del mundo. La misma contará con un total de 143 trubinas, superando incluso a la Greater Gabbard de Inglaterra, que actualmente es la más grande del planeta y cuenta con 140 turbinas eólicas.

Esto forma parte de un plan nacional para incrementar el uso de energía alternativas. Aparte de esta granja eólica, también se creará una gran granja solar compuesta por paneles solares en una zona de Fukushima, aunque un poco alejada del lugar del accidente de Fukushima.

Japón espera obtener toda su energía de fuentes renovables para el año 2040.

El Solar Impulse II sigue parado en Japón debido al mal tiempo

La travesía más reciente del Solar Impulse II no ha ido como muchos lo esperaban. Pero no estamos hablando de problemas de rendimiento del avión ni nada por el estilo, sino de algo ajeno y que ya escapa a las manos del piloto: el estado del tiempo.

Debido a las malas condiciones que se han dado en los últimos días, el Solar Impulse II actualmente se encuentra en tierra. La idea era que este martes 23 el avión partiera rumbo a Hawaii, pero las malas condiciones del tiempo han obligado al equipo a seguir en tierras japonesas.

El Solar Impulse II sigue parado en Japón debido al mal tiempo

El vuelo hasta Hawaii sería de 5 días y 4 noches, el más extenso que el piloto André Borschberg tendría que hacer hasta la fecha, con períodos de sueño muy cortos durante más de 110 horas continuas de vuelo. Desde hace varios días el avión se encuentra parado en Nagoya a la espera de que las condiciones para volar mejoren, pero lamentablemente no ha sido el caso.

El Solar Impulse II actualmente se encuentra dando una vuelta al mundo dividida en escalas, la cual por cierto comenzó el pasado mes de marzo en Abu Dabi. Dos pilotos se encargan de conducirlo en los distintos trayectos: André Borschberg y Bertrand Piccard, ambos impulsores del proyecto.

Recordemos que el Solar Impulse es un avión que funciona exclusivamente con energía solar, por lo tanto las condiciones para volar tienen que ser las adecuadas, y no lo decimos solo por posibles vientos y tormentas, sino porque además el avión debe poder recoger la máxima cantidad de energía solar posible durante el día, de forma que pueda seguir volando sin complicaciones en la noche.

Esperemos que las condiciones del tiempo mejoren dentro de poco y el Solar Impulse II pueda completar su vuelta al mundo, llevando su mensaje ecológico a más lugares del planeta Tierra.

Contaminación de China llega a Japón

Contaminación de China llega a Japón

Ya en al menos 3 ocasiones hemos hablado sobre la gran contaminación de China: iniciamos con el caso de Beijing, luego pasamos a los tapabocas y finalmente a las latas de aire fresco. Ahora volvemos a retomar el tema, porque parece que la gigantesca nube de contaminación de origen chino ha cruzado las aguas orientales y está llegando a Japón, que es la nueva víctima de este fenómeno.

La polución y contaminación procedentes de China llegaron a las costas japonesas el pasado lunes, trayendo junto con ellas todo lo que pueda ser malo para la ecología. Muchos ciudadanos japoneses llamaron a las autoridades ambientales para que tomen cartas en el asunto.

Esto ha convertido a Japón en un sandwich, ya que se encuentra con los residuos nucleares del accidente de Fukushima en su costa este y la contaminación china en la costa oeste, una situación que solamente sirve para poner más nerviosos a los ciudadanos.

De acuerdo con el profesor Toshihiko Takemura de la Universidad de Kyushu, el tema de la contaminación que llega a la costa oeste ha sido una preocupación desde el año 2011, y ahora parece estar en su peor momento.

La contaminación en Beijing es tal que compañías como Apple y Toyota han entregado tapabocas a sus empleados.

Corte Internacional de Justicia pide a Japón que deje la caza de ballenas

Corte Internacional de Justicia pide a Japón que deje la caza de ballenas

La Corte Internacional de Justicia ha concluido, luego de una votación 12 a 4, que la caza de ballenas por parte de Japón en las aguas del Pacífico sur no era por «investigaciones científicas» (esa era la excusa que han estado utilizando durante años, aunque obviamente no se la creen ni ellos). La corte ha ordenado a Japón que cese su caza anual.

Esto es sin lugar a dudas una victoria para las ballenas, pero también para Australia, que ha estado presionando a la corte desde el año 2010, tratando de convencerla de que la excusa de Japón era falsa y en realidad realizaban la caza con fines comerciales.

El Juez Peter Tomka ha indicado que Japón no fue capaz de justificar la necesidad de cazar hasta 1000 ballenas al año. La corte finalmente ha declarado que se le retirará a Japón su permiso para la caza de ballenas en el sur del Pacífico. Es muy probable que a Japón no le haya agradado nada esta decisión y sin dudas tratar de dar guerra en la corte.

Muchos países ya se encuentran en contra de la caza de ballenas, aunque hay otros como Noruega e Islandia que todavía llevan a cabo tales actividades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *