Termitas: ¿Qué son? Tipos, Castas, Peligros y Tratamientos

Qué son las Termitas

Termitas es una palabra que suele paralizar a muchas personas, pues la suelen asociar con desastres inmobiliarios, deterioro de propiedades y estructuras, en resumen: problemas. Lo cierto es que las termitas son organismos biológicos que conviven con el hombre desde su nacimiento.

Esto hace que si bien existan formas de erradicarlas y combatirlas, también debemos comprender el rol que juegan en la naturaleza, su papel biológico preponderante.

Por eso hoy, desde este artículo intentaremos explicar su definición, orígenes, características, importancia biológica, así como peligros y formas de proceder para controlar colonias de termitas con el fin de proteger nuestros hogares.

Introducción

Como consideraciones previas al mundo de las termitas hay que destacar que cuando se hace referencia a las termitas, se debe establecer diferencias con las hormigas que habitualmente vemos en jardines y hormigueros pequeños.

La termitas y las hormigas se diferencian morfológicamente e incluso evolutivamente ya que se encuentran más emparentadas con las cucarachas y bastante alejadas de las hormigas. La diferencia radica en la familia Cryptocercidae que en el año 1868 se descubren grandes similitudes que con estadio juvenil respecto al de la cucaracha.

Estudios de su contenido intestinal también arrojaron datos sobre determinados protozoos que allí se encuentran  y de un conjuntos de enzimas que ambas especies presentan para la digestión de las celulosa.

La aparición de las termitas(orden isoptera) en la tierra data de aproximadamente 120 millones de años y desde entonces se han diversificados y adquirido caracteres morfologicos y fisiologicos únicos hasta alcanzar las 12500 especies en el mundo.

Poseen lo que se considera un gran éxito evolutivo llamado eusociabilidad que solo seres como las abejas pueden llevarlo a cabo. La eusociabilidad consiste en un sistema estatal intraespecífico de división de tareas dentro de la colonia según la organización jerárquica de las castas donde cada tarea se transforma en vital para la supervivencia de la comunidad independientemente de su importancia.

Las termitas son un ejemplo de múltiples literaturas sociales y o artículos que la colocan en lo más alto del trabajo cooperativo y por más increíble que parezca, el humano aún no logra llevar a cabo con eficiencia una tarea similar pese a su conciencia y desarrollo evolutivo.

Las termitas suelen también colonizar hogares donde sus potentes mandíbulas y su dieta a base de celulosa pone en riesgo edificaciones que la poseen además, de accesorios del hogar que contengan dicha composición como alfombras, parques, lambriz entre otros.

De forma lenta pero persistente no dejan nada a su paso por tanto la relación termita-humano no suele ser amigable, de hecho el ser humano tiene una ferviente batalla para exterminar las plagas de termitas de los hogares con fumigaciones con productos de todo tipo. Las especies de termitas varían según las condiciones biogeoquímicas del ambiente y región en donde se encuentren.

Entre los géneros de termitas encontramos: Cryptotermes y Coptotermes pero también pueden clasificarse por sus caracteres morfológicos externos y los hábitats donde se las encuentren  como por ejemplo si son subterráneas, si se alimentan o buscan madera seca o madera húmeda, aladas o también si pertenecen a la realeza: rey o reina dado que sus caracteres son muy diferentes al resto de las termitas.

Qué son las Termitas

¿Qué son las termitas?

Ante todo, las termitas son isópteros, y se les conoce comunmente como hormigas blancas o comején.

Las termitas son insectos extremadamente sociales. Su vida se lleva a cabo principalmente en en colonias, que es donde construyen sus nidos. Su principal alimento es la celulosa, la cual puede encontrarse en la madera. Las termitas realizan un proceso de degradación de la madera mientras la van consumiendo hasta que terminan por completo con ella. Cada colonia de termitas puede contar con millones de ellas.

Las termitas se encuentran principalmente en regiones calurosas y húmedas del mundo, por eso son relativamente comunes en algunas zonas tropicales y subtropicales de nuestro planeta. También hay algunas especies que se han adaptado a la vida en zonas de clima templado.

Con frecuencia causan problemas en zonas urbanas, ya que son capaces de ingresar en los edificios por distintas secciones como pueden ser pequeños agujeros que se encuentren en el hormigón

Un error bastante común es confundir a la termitas con alas cuando en realidad se trata de hormigas con alas. Teniendo en cuenta que existen miles de especies distintas en todo el mundo, y que guardan un cierto parecido con las hormigas, es natural que quienes no conozcan tanto sobre el tema puedan llegar a confundirlas.

Características

La dieta de las termitas se basa principalmente en la celulosa que se encuentra en la madera. Las termitas son capaces de transportar alimento en sus estómagos y pueden pasarlo a otros habitantes de la colonia por un contacto mediante boca y boca o bien mediante ano y boca.

Un detalle particular de su consumo de la madera es que siempre la comen desde dentro hacia el exterior. El trabajo se realiza primero en el interior de la madera, dejando una capa en la superficie de la misma, la cual es la última parte en ser consumida.

Debido a esto último es muy fácil detectar si una viga de madera por ejemplo contiene termitas. Dado que las mismas trabajan comiendo primero el interior, quiere decir que el mismo queda hueco, por lo tanto con darle unos golpecitos a la viga de madera (o cualquier estructura de madera que debería ser completamente maciza y sin huecos) nos daremos cuenta si hay termitas o no dependiendo de si suena hueco o macizo. Por supuesto un sonido hueco será un indicio de la presencia de termitas en la estructura.

Las termitas poseen además un sistema de transporte bastante particular, o mejor dicho, se desplazan de un lugar a otro de una forma determinada, y es a través de tubos que están hechos de barro. Las termitas no se llevan nada bien con la luz, principalmente con la natural del sol, por lo cual no les resulta bueno estar expuestos durante demasiado tiempo.

Otra característica es que son prácticamente imparables, ya que usando sus túneles de barro pueden recorrer grandes distancias y además ni siquiera el hormigón es capaz de detenerlas por completo, ya que tarde o temprano logran degradarlo lo suficiente hasta lograr atravesarlo para llegar a su objetivo.

Con frecuencia las termitas suelen ser confundidas con otro insecto que consume madera: la carcoma. Es importante dejar en claro que son dos especies muy distintas y que no tienen relación entre sí. Aparte del aspecto, hay importantes diferencias en el consumo de la madera, ya que las termitas son muy cuidadosas y no suelen dejar rastros visibles de sus actividades, a no ser claro que hayan consumido una madera casi por completo.

La carcoma en ese sentido es más desprolija, porque parte de la madera que consume la va dejando depositada a su paso en forma de un ligero aserrín. Otro detalles además es que la carcoma no suele interesarse por la madera de la naturaleza, sino que directamente opta por consumir la madera que forma parte de las construcciones humanas o también la que está presente en muebles.

Tipos de termitas

La sociedades de termitas, también llamadas colonias, son una unidad de alta organización.  Existe una organización en castas que será determinada por comportamiento y caracteres morfológicos entre otros patrones. A nivel general, se las puede categorizar en cuatro grupos:

  1. Termitas aladas: que por lo general de allí derivan las termitas reales que luego se despojan de sus alas.
  2. Termitas subterráneas: habitan en colonias bajo el suelo donde las condiciones de humedad son propicias para su desarrollo. Realizan canales subterráneos en forma tubular para evitar depredadores y alimentarse.
  3. Termitas de madera húmeda: este tipo de termitas se encuentran en maderas con alto grado de humedad e incluso en estados avanzados de descomposición.
  4. Termitas de madera seca: son probablemente las que más daño ocasionan al ser humano en construcciones edilicias ya que suelen vivir en maderas con las que se lleva a cabo construcciones de casas, pisos flotante entre otras maderas de tipo seca y curada.

Castas de termitas

Veamos ahora las principales castas de termitas:

Reproductores

Los reproductores primarios en una colonia de termitas suelen ser la pareja real Rey y Reina a diferencia de las abejas donde hay una reina fecundada por el Zángano.

Como se nombra con anterioridad la pareja real derivada de una forma alada de termitas que posteriormente pierde sus alas,suelen tener cuerpos endurecidos dado el tiempo que pasan fuera de la colonia en el vuelo, gran pigmentación y ojos provistos de un gran tamaño.

Tiene funciones fundamentales para las comunidades de termitas como la reproducción, dispersión de esta y  formación de nuevas colonias.

Los reproductores inicialmente realizan tareas que luego serán delegadas a la casta trabajadoras como cuidado de los recién nacidos, limpieza y construcción del nido.

Existen también los llamados Reproductores de reemplazo, es decir aquellos que se desarrollan después de la muerte de los reproductores del mismo sexo dentro de una colonia y los reproductores de suplementarios que son aquellos que se desarrollan además de otros reproductores del mismo sexo que ya encuentran en la colonia.

Obreras

Las termitas obreras son las más abundantes dentro de una colonia pero no necesariamente se dedican al trabajo obrero sino que pueden existir obreras falsas.
Habitualmente suelen confundirse las termitas obreras con las termitas de nido de una y múltiples piezas, lo cierto es que no son iguales y se diferencias sobre todo morfologicamente, no son iguales ni en su función ni en su desarrollo.

Soldados

Este tipo de casta es única y exclusiva de los insectos sociales tanto en su desarrollo como en su función dentro de la colonia.

Los soldados se desempeñan en la defensa de la colonia en contra de ataques depredadores y competidores. Las termitas soldado derivan de la casta obrera verdadera.

Importancia biológica de las termitas

Las termitas aceleran los procesos de descomposición de la madera, en los bosques tropicales son las responsables del 40% del consumo de la madera allí existente muerta.

Toda la madera descompuesta pasara los procesos digestivos de la termita que posteriormente se transforma en material fecal que mineralizara e intervendrá en los ciclos biogeoquímicos del suelo.

Las termitas también son responsables de uno de los movimientos de suelo más importantes: la bioturbación ,que consiste en llevar a los canales subterráneos diversos materiales que se encuentran en la superficie del suelo y que han sido incluso generados por otros animales o vegetales.

De esta manera se producen cambios físicos y químicos muy beneficiosos para el suelo que le otorga mayor filtracion y porosidad asi como tambien nutrientes.

Peligros que acarrean

Como se ha nombrado con anterioridad, las termitas tienen una dieta a base de celulosa. La celulosa es un glúcido polisacárido complejo que se encuentra presente en árboles y otros vegetales del cual el humano sacará provecho para la construcción de diversas edificaciones y otras estructuras.

Las termitas sobretodo las de madera seca comenzarán a crear largas galerías que van poco a poco degradando la madera hasta hacerla totalmente inviable para el ser humano. Las termitas subterráneas incluso suelen tener una mayor tasa de reproducción en el subsuelo, es por eso que también generan daños mayores cuando las encontramos debajo de pisos de parquet.

Existen diversas formas de que los negocios inmobiliarios noten antes que que los futuros compradores ,que la casa a sido invadida por termitas: polvo aserrín de la madera cercano a pequeños orificios o también alas que se encuentren en la zona, estados críticos de la madera como cambios en la coloración habitual y debilitación de la misma.

Las termitas no solo comen madera sino que atacan otros accesorios de los hogares humanos como alfombras y tapices.

Tratamientos para combatir las termitas

Los tratamientos para combatir las termitas suelen incluir tres fases bien diferenciadas entre si:

  1. Inspección primeramente suele ser la mejor alternativa para la solución del problema.
  2. Colocación de monitores subterráneos para verificar la presencia de actividad de las termitas
  3. Utilización de productos que pueden ser ecológicos o no así como también barreras subterráneas que les impiden salir al exterior o entrar para agrandar la colonia.

Este tipo de tratamientos son generalmente sugeridos por empresas de control de plagas, donde se suelen explicar las mejores formas que ofrecen dentro de sus servicios para erradicar las termitas de tu hogar, escuela u oficina.

El primer paso siempre es el más importante, lograr detectar las termitas. Para ello les dejamos este video instructivo que habla claramente sobre ello:

Conclusiones

Las termitas son insectos sociales que con su organización estatal han logrado llevar a cabo la supervivencia y éxito de su especie en el planeta.

La interrogante,dada la importancia y significancia biológica que tienen las termitas,es si los seres humanos no seremos quienes han colonizado el medio terrestre a grandes escalas y atribuimos conciencia de actos a seres menos complejos que solo se encuentran en la búsqueda constante de alimentación y supervivencia.

Las termitas pueden ser muy nocivas para los hogares y se encuentra entre uno de los más grandes dolores de cabeza del sector inmobiliario estadounidense, lo cierto también es que las construcciones en madera también han surgido como necesidad de una rápida construcción y levantado después de un fenómeno climático y reducción del impacto económico y físico sobre las personas por tanto la relación humano termita aún no encuentra un solución sino que se está agravando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *