EcologiaHoy

Energía hidráulica

Obtención de energía hidráulica

La energía hidráulica, como su nombre indica, proviene del agua. La energía hidráulica se obtiene, concretamente, aprovechando la energía cinética y la energía potencial de la corrientes fluviales, saltos fluviales o de mareas. Obviamente, al ser una energía verde, la energía hidráulica forma parte de la ecología.

La energía hidráulica es usada desde hace mucho tiempo, por ejemplo en los molinos fluviales como el de la imagen. Aunque la mayor utilización de la energía hidráulica se da por parte de las centrales hidroeléctricas de las represas, aunque en este caso no se puede considerar como energía verde ya que se produce un alto impacto ambiental.

Cuando el Sol calienta el planeta permite que el agua llegue al mar, parte de la cual se evapora y asciende, en estado gaseoso, hacia las montañas, desde donde cae como lluvia. Esta agua que cae se recolecta mediante el uso de represas, y una parte se usa para mover los generadores que producen electricidad, resultando en, como ya hemos dicho, el principal uso de la energía hidráulica.

Las regiones lluviosas y con montañas suelen ser ideales para instalar represas. Esto presenta ventajas e incovenientes:

Ventajas:

-Energía renovable y limpia con un alto rendimiento.

-Menor costo de mantenimiento.

Desventajas:

-Hay riesgo de inundaciones (pueblos enteros han quedado tapados).

-Destrucción de ecosistema acuáticos y modificación de otros.

-Al cerrarse y abrirse las turbinas, el caudal del río puede ser modificado a gran escala, alterando así los ecosistemas.

La energía hidráulica es una de las más aceptadas actualmente, junto con la solar y la eólica, pero como hemos visto, su mayor uso (centrales hidroeléctricas) presenta algunas desventajas, aunque cada vez se tiene más control de esto.

La energía hidráulica durante mucho tiempo fue utilizada para mover el mecanismo de ejes de los molinos. Muchos molinos solían estar ubicados junto a corrientes de agua, donde tenían una especie de rueda gigante que era impulsada por la corriente del agua. Esta rueda al girar hacia mover un mecanismo que servía para moler el trigo. Por supuesto con el paso de los siglos a la energía hidráulica se le comenzó a dar usos muy distintos, siendo utilizada principalmente a favor de la ecología y en proyectos que permiten generar energía eléctrica a partir de la fuerza del agua.

En todo el mundo existen gran cantidad de represas que se ubican en ríos y son utilizadas para generar electricidad. Estas represas hacen uso de grandes turbinas que giran gracias a la fuerza del agua, generando electricidad que es enviada a la red general para alimentar las ciudades y pueblos.

El problema de la energía hidráulica es que no es 100% ecológica: si bien el agua vuelve al río luego de abandonar la central hidroeléctrica, una parte de la misma siempre se pierde, pero además las centrales interrumpen el cause normal de los ríos y modifican los ecosistemas del lugar, lo cual puede llegar a tener un impacto importante tanto para la fauna como también para las plantas.

Actualmente se están buscando un mayor número de alternativas a la energía hidráulica, y obviamente la energía solar y la energía eólica se encuentran en boca de todos, ya que parecen ser las más prometedoras, efectivas y baratas que la naturaleza nos ofrece.

Deja un comentario

  • (will not be published)