Proteger los bosques ayuda a combatir el calentamiento global


La deforestación es uno de los mayores problemas que tenemos hoy en día, y los seguidores de la ecología saben eso muy bien. La tala de árboles es una actividad que contribuye enormemente con el cambio climático, ya que los bosques cumplen con la importante tarea de absorber emisiones de carbono, pero si no hay árboles esas emisiones terminan en la atmósfera y se vuelven muy negativas para el planeta Tierra. Se estima que cada año se talan aproximadamente 13 millones de hectáreas de árboles. Si queremos minimizar el impacto negativo del cambio climático, entonces es importante proteger los bosques y evitar que tantos sean destruidos cada año.

Proteger los bosques ayuda a combatir el calentamiento global

Hay algo que puede ayudar mucho en la protección de los bosques: los derechos de las comunidades indígenas. Hoy en día son muchas las comunidades que se encuentran en bosques y selvas, y reconocer su derecho a permanecer allí permite que su entorno no sea modificado por la deforestación, lo cual ayuda a evitar el calentamiento global. Un nuevo reporte del World Resources Institute indica que la presencia de estas comunidades en países desarrollados ha impedido que muchos bosques sean completamente talados.

Caleb Stevens, uno de los autores del reporte, dice que si los derechos de los nativos no fueron reconocidos, entonces hay muchos bosques que ya habrían sido talados por completo. De todas formas, esto no es información nueva: la disponibilidad de imágenes satelitales ha dejado en claro hace tiempo la relación que existe entre la protección de los bosques y la presencia de comunidades en ellos. Un estudio realizado en 2012 también logró demostrar esto, indicando que los bosques protegidos por comunidades nativas tienden a sufrir una menor deforestación.

¿Qué opinas sobre esta situación? ¿Crees que los resultado de las investigaciones sean correctos?


Artículos Relacionados