Agua dulce


Tanto el agua dulce como el agua salada son dos clases de agua distintas, y su principal diferencia radica en que la dulce tiene unas cantidades mínimas de sal (sobretodo cloruro de sodio), mientras que la salada tiene una cantidad más elevada.

El ser humano hace que el agua dulce pase por un proceso de potabilización, durante el cual es potabilizada y así se hace posible que la podamos beber, pasándose a llamar entonces agua potable.

Agua dulce

El agua dulce

El agua dulce que todos los seres humanos necesitamos para crecer y vivir representa solamente el 2,75% del agua total de todo el planeta Tierra. Esta agua se encuentra distribuida en varios puntos, siendo las mayores las halladas en los glaciares y en las masas de hielo de los polos.

También es posible encontrar agua dulce en ríos, lagos, estanques, arroyos e incluso en la lluvia.

Los seres humanos le damos múltiples usos al agua dulce. No solamente la bebemos, sino que también la usamos para bañarnos, para regar, para lavar cosas, para limpiar lugares, etc.

En un par de ocasiones en la historia el agua dulce fue muy contaminada por culpa del ser humano y esto fue un duro golpe contra la ecología. La mayor de estas contaminaciones se dio con una derrame de petróleo en el año 1999 en Argentina, donde también fueron afectados la flora y la fauna del lugar.

Importancia del Agua Dulce

Cerca de un 70% de la tierra está cubierta por agua, en forma de océanos y mares, rios, lagos y arrollos.

Somos entonces un planeta de agua más que de tierra, y no es de extrañar que tambien gran parte de los organismos vivos dependamos del agua para vivir, de hecho nuestro cuerpo está formado por gran parte de agua.

El agua en los diferentes ecosistemas depende de las lluvias, que a su vez dependen de factores como la evaporación, precipitación y luego llegada hacia el mar a través de sus afluentes directos como lo son los ríos.

A diferencia de los mares y océanos, los ríos, arroyos y lagos son de agua dulce, estos se ubican sobre la superficie terrestre recorriendo grandes partes de la tierra, siendo utiles para saciar la sed de las plantas, árboles, así como de los animales y seres vivientes como los seres humanos.

Los ríos han sido tan importantes para el hombre que las grandes ciudades siempre se han ubicado cercanas a estos cursos de agua, utilizandos para abastecerse, como para lavar ropa, pescar y obtener recursos en general.

Otra característica que hace tan especial al agua dulce, es que es potable en algunos casos, es decir, puede consumirse en la mayoría de los casos donde el entorno no se vea contaminado (algo raro hoy en día, incluso recientemente el agua subterránea), de lo contrario debe pasar por un proceso de potabilización.

El agua potable dulce del mundo se ve reducido de un 70% del total del agua mundial, a tan sólo un 0,007%, es decir, se ha vuelto un recurso sumamente valioso para el ser humano.

¿Dónde se encuentran las fuentes de agua dulce?

El agua dulce se encuentra en diversos lugares del planeta:

  • Regiones glaciares de Antartida y Groenlandia
  • Así como en los hielos coneglados de Rusia.
  • Sur de Chile y Argentina con sus respectivas zonas heladas.
  • Zonas húmedas y tropicales con grandes ríos, como el Amazonas, Paraná entre otros.
  • Grandes montañas heladas de los picos más altos del mundo.
  • Ríos subterráneos, los más grandes se ubican en América del Sur.

En los grandes glaciares, desde cerca de 1850, el derretimiento es tan notorio, que es una causa más para reducir las cantidades de agua dulce disponibles año a año.

En diferentes países la gente tiene diferente acceso al agua dulce, mientras que en las regiones de países del primer y segundo mundo el acceso es mediante cañerías de forma fácil y rápida, en otras regiones el mundo como los países del tercer mundo de África, Asia o América, muchas personas deben caminar kilómetros día a día para obtener la preciada agua para su supervivencia, o bien depender de las lluvias estacionales para beber, cocinar, bañarse y regar sus cultivos.

El agua dulce y la ciudades: sinónimo de progreso pero tambien de contaminación

Como mencionamos anteriormente, las grandes ciudades siempre se han ubicado al lado de sus rios, esto ha facilitado el abastecimiento de recursos, agricultura extensiva con riegos fluviales garantizados, energía eléctrica de fácil acceso gracias a centrales hidroeléctricas, así como mejores rutas comerciales a través de dichos rios gracias al uso de puertos.

Hoy en día, y desde la época de la revolución industrial lamentablemente también se utilizan para desechar tóxicos, basura y contaminantes en general, que es una de las grandes causas por las cuales los ríos y grandes acuíferos del mundo hoy se encuentran totalmente infectados con desechos que los han “enfermado”, a tal punto que ya no hay especies de peces viviendo en ellos, y donde su consumo se ha vuelto totalmente imposible por parte de los humanos.

A pesar de las medidas que toman algunas organizaciones, los ríos, arroyos y lagos son los primeros en contaminarse cuando una ciudad o poblado se erige a sus lados.
Pero no sólo el agua terrestre está afectada, desde hace décadas se habla de la lluvia ácida, que ya no sirve a las personas para abastecer sus reservas diarias en muchos lugares del planeta.


Artículos Relacionados


error: Content is protected !!