Humedad


Todos conocemos la humedad: se trata de un tema cotidiano, algunas personas la sufren en las paredes y techos de sus hogares, otras son afectadas directamente por ellas, hay quienes la sienten mencionar en las radios/televisión en la sección de meteorología, etc. Es evidente que la humedad la encontramos por doquier, pero…. ¿Qué es exactamente la humedad?

¿Qué es la humedad ambiental?

La humedad, conocida como humedad ambiental, es la cantidad de vapor de agua que se haya en el aire. Puede ser expresada en forma absoluta si se la llama humedad absoluta o en forma relativa si se le dice humedad relativa o grado de humedad.

Como humedad relativa se conoce a la relación porcentual entre la verdadera cantidad de vapor de agua que hay en el aire y la que se necesitaría para que se sature a igual temperatura. Un ejemplo: si la humedad relativa es del 70%, quiere decir que del 100% de vapor de agua que puede tener el aire, solamente contiene un 70%.

qué es la humedad

Métodos para evaluar la humedad

Para evaluar la humedad del aire se usan varios métodos:

  • Presión de vapor
  • Humedad absoluta
  • Humedad específica
  • Razón de mezcla
  • Humedad relativa

Usualmente, en los lugares fríos es en los que más humedad suele haber, mientras que en las regiones cálidas la humedad es menor.

La humedad influye en nuestra vida cotidiana en muchas formas, y puede afectarla tanto de forma negativa como de forma positiva. La humedad puede terminar afectando tanto a nuestra salud y estado de ánimo, así como también a los objetos que nos rodean, distintos procesos naturales y artificiales de producción, entre muchas cosas.

Por lo tanto, es muy importante tener en cuenta el concepto de humedad, los conceptos que se utilizan, y cómo nos puede afectar en nuestra vida cotidiana, así como en nuestros hogares.

Humedad atmosférica

La humedad atmosférica, o humedad del aire, es la cantidad (o volumen) de vapor de agua que se encuentra en la atmósfera. Este vapor de agua, llega a la atmósfera mediante el proceso natural de evaporación, y proviene principalmente de los océanos, lagos, ríos, mares y glaciares, así como también la evapotranspiración del suelo, los vegetales y los animales.

El agua es uno de los elementos principales del Planeta Tierra, y es fundamental para la biósfera, ya que provee sustento alimenticio y un medio de vida para millones de especies, por lo que es esencial para el desarrollo de la vida. El vapor de agua, es el gas resultante del proceso de evaporación, en la que un elemento químico, cambia su estado físico de líquido a gaseoso.

El nivel de humedad presente en determinado lugar, dependerá de algunos factores propios del lugar, como por ejemplo la presencia próxima de cuerpos de agua, la frecuencia de precipitaciones, la temperatura promedio del aire y la evaporación. La humedad se mide utilizando un instrumento llamado higrómetro. Puede usarse tanto para medir el grado de humedad presente en el aire, o bien de otros gases.

El aire, contiene una capacidad máxima para contener vapor de agua, en función de una temperatura y presión específica. Esto es lo que se denomina como Humedad de Saturación.

Estos valores varían entre un 0%, que representa a un aire completamente seco y sin presencia de vapor de agua, hasta el 100%, cuyo valor representa un ambiente totalmente saturado de vapor de agua, y que es el punto de comienzo de lo que se conoce como punto de rocío.

Punto de rocío

El punto de rocío, es el punto de temperatura en el cuál el vapor de agua, que se mantiene en un determinado ambiente, se transforma en rocío mediante el proceso llamado condensación (cambio de estado físico de la materia que pasa de gaseoso a líquido), y se adhiere a superficies.

En este punto de temperatura, la humedad relativa en el ambiente es del 100%, y al no soportar más vapor de agua en el aire, el mismo condensa y se adhiere a superficies en forma de gotas de rocío.

Este proceso suele ocurrir al haber un cambio drástico de temperatura. Por ejemplo, en la naturaleza, podremos observarlo en la madrugada, al disminuir la temperatura, cómo el rocío se encuentra y se estaciona sobre las superficies de los objetos, plantas, césped, entre otras cosas.

El rocío puede producirse tanto en invierno como en verano, especialmente en lugares donde la temperatura tenga una diferencia notable entre el día y la noche. Cuando la condensación en la naturaleza se efectúa en temperaturas inferiores a los 0°C, el rocío se transforma en escarcha, que cubren la superficie con un manto blanco de hielo cristalino.

En cambio, en un ambiente cerrado, vapor de agua condensará en cualquier superficie que se encuentre a una menor temperatura de rocío.

Por ejemplo, si introducimos una botella con agua en la heladera, y cuando la misma esté fría la sacamos, veremos que el vapor de agua del ambiente condensará en la superficie de la botella, ya que se encuentra a una menor temperatura que la del vapor de agua del ambiente.

Lo mismo sucede cuando nos bañamos y notamos que se empañan los azulejos, espejos o ventanas del baño.

Clasificación de Humedad Atmosférica

La humedad atmosférica puede clasificarse de las siguientes 3 formas:

Humedad Absoluta

Es la cantidad de vapor de agua, que se mide en gramos (g), que se encuentra presente en un determinado ambiente. Se calcula por unidad de volumen de aire, que se mide en metros cúbicos (m3). Se utiliza para estimar la capacidad del aire del ambiente para admitir o no, un mayor volumen de vapor de agua.

Humedad Específica

La humedad específica, es la cantidad de vapor de agua que se haya contenido en el aire dentro de un determinado ambiente. El vapor de agua se mide en gramos (g), mientras que para este caso el aire se mide en kilogramos (kg). Este valor se calcula con el fin de determinar la cantidad de humedad en peso que es requerida para saturar un kilogramo de aire seco.

Humedad Relativa

La humedad relativa es medida en porcentajes, y se calcula con el fin de obtener la relación entre la cantidad de vapor de agua presente en un determinado ambiente, y la cantidad máxima que podría soportar hasta llegar a su punto de saturación, sin que se produzca la condensación. La humedad relativa en un determinado ambiente, aumenta en cuanto la temperatura del ambiente disminuye, o bien cuando la cantidad de agua presente aumenta.

Importancia de la Humedad Atmosférica

La humedad atmosférica, cumple varias funciones esenciales en la biósfera terrestre. Además, tiene un gran impacto en el clima y temperatura terrestre.

El vapor de agua, es uno de los principales gases de efecto invernadero de la atmósfera terrestre, por lo que cumple una función esencial para la vida, junto a los demás gases de efecto invernadero, que es la de retener calor sobre la superficie terrestre y bloquear rayos ultravioleta provenientes del Sol.

El vapor de agua, retiene parte del calor proveniente de los rayos solares y los distribuye a lo largo de toda la superficie terrestre, mediante sus estados físicos y los procesos hidrológicos de transpiración, condensación, evaporación y precipitación.

Con estos procesos, la humedad atmosférica contribuye a la alimentación de las plantas y al proceso de fotosíntesis.

Esto permite un crecimiento en la vegetación terrestre sin tanta dependencia de riego, por lo que además, significa una importancia alimenticia para el resto de las especies.

Humedad relativa

El concepto de humedad relativa, puede definirse sencillamente como la relación entre la cantidad de vapor de agua presente en el aire (denominando este concepto como humedad absoluta), y la cantidad máxima de vapor de agua que se podría contener en el ambiente a dicha temperatura en la que se encuentra (denominando esto último como humedad absoluta de saturación).

La temperatura y la presión en un determinado ambiente, afectan de forma directa a la humedad relativa en él. Un ambiente o sistema, puede aumentar o disminuir su humedad relativa si existen cambios en la temperatura del mismo, en la presión, o bien en ambos.

En un ambiente con aire frío, la misma cantidad de vapor de agua genera una mayor humedad relativa que en un ambiente con aire caliente.

El concepto de humedad relativa y el confort térmico, resultan altamente importantes en distintos medios de la vida cotidiana, desde la sensación de comodidad y salud del ser humano, así como el correcto funcionamiento de procesos y tecnologías.

Por ello, se controlan los parámetros de humedad relativa en distintos medios, desde la arquitectura hasta tecnologías de transporte.

Se deben controlar estrictas normas de humedad relativa tanto en edificios, como fábricas, hospitales, laboratorios y viviendas, así como en vehículos y medios de transporte, ya que se considera importante el control de estos parámetros para un bienestar humano, seguridad y buen funcionamiento de las tecnologías.

Confort Higrotérmico

La humedad relativa, entre otros valores relacionados al clima y temperatura, se tiene en cuenta en lo que se denomina «Confort Térmico». El confort térmico, o técnicamente denominado Confort Higrotérmico, puede definirse como la comodidad que experimenta el ser humano en un ambiente con determinados parámetros de temperatura y humedad.

El cuerpo humano se encuentra preparado para reaccionar ante los cambios de temperatura del ambiente que nos rodea. Sin embargo, ésta reacción le consume energía metabólica, y puede incluso perjudicar nuestra salud, si se trata de condiciones muy extremas o a las que estemos expuestos durante un tiempo considerable.

La comodidad higrotérmica, define un ambiente como confortable térmicamente cuando no es necesaria la intervención de mecanismos termorreguladores propios del cuerpo (como el consumo de energía metabólica, la transpiración, entre otros), para una actividad sedentaria y llevando una indumentaria ligera.

Se establece una sensación de satisfacción térmica manteniendo una actividad sedentaria (por ejemplo estar sentados en una habitación) y llevando ropas ligeras, por lo que se podría alcanzar esta sensación entre los 20°C y los 25°C, manteniendo parámetros de humedad relativa del ambiente entre un 20% y un 70% dependiendo de la temperatura, aunque el rango ideal de HR en un ambiente es de entre el 50% y el 60% como máximo.

La comodidad higrotérmica de un ambiente interior, se desplaza entre los valores definidos según la temperatura exterior y su humedad relativa. De esta forma, puede resultarnos agradable el paso del calor del sol hacia el interior de nuestra vivienda, en una estación fría como el invierno. Mientras que en el verano, puede resultarnos no tan agradable.

Esto es a causa de la producción de calor por parte del ser humano y su intercambio con el ambiente, mediante lo que se conoce como homeostasis,  en donde nuestro organismo, y el de otros seres vivos que regulan la temperatura interna en función de la temperatura exterior, producen el calor mediante transformaciones químicas que nos mantienen con vida.

Uso de la Humedad Relativa

Tanto en el ámbito cotidiano, así como en el ámbito científico, el cálculo de la humedad relativa es el principal para definir la humedad presente en un ambiente. En el ámbito científico-técnico y meteorológico, también se trabaja otros con valores y cálculos, como por ejemplo la Humedad Absoluta y la Humedad Específica.

Sin embargo, en un ámbito mas cotidiano y menos técnico, la Humedad Relativa (HR) es la única que conforma importancia. Pero, ¿por qué? La razón principal, se debe al hecho de que el cuerpo humano no es sensible a la humedad absoluta ni a la humedad específica, pero si es altamente afectado y sensible a la humedad relativa.

El aire y los ambientes en general, pueden influir de una forma u otra a los seres humanos. Y no solo a las personas, sino también a objetos, materia y estructuras. En un ambiente con baja humedad relativa, el ambiente tiende a extraer la humedad del resto de las cosas presentes en él, por lo que reseca.

Mientras que por el contrario, en un ambiente que presenta un exceso de humedad relativa, este tiende a transferir humedad hacia el resto de las cosas, humedeciéndolas.

Esto puede ocasionar problemas de salud en el ser humano, así como generar condiciones que deterioren ciertos materiales y estructuras. Por ejemplo, en climas fríos, la humedad relativa del exterior suele ser elevada y la capacidad de flujo del vapor de agua es reducida.

En un ambiente interno con mayor temperatura, la humedad relativa es muy baja y puede causar el efecto de aire seco. Esto puede causar molestias en el sistema respiratorio del ser humano, haciendo que los conductos nasales se resequen, se agrieten, y se vuelvan mas vulnerables a ciertas enfermedades respiratorias y congestiones.

Tiempos prolongados en ambiente de baja humedad pueden causar hemorragias nasales, así como también crear molestias y agravar alergias respiratorias. En situaciones de muy baja humedad ambiente, en valores menores al 20%, esto puede generar irritación ocular y molestias a la vista. También, el aire seco puede resultar perjudicial a la piel.

Para evitar este tipo de problemas en los hogares, y además de mantener un funcionamiento correcto de sistemas de tecnologías y procesos de producción en fábricas, laboratorios, entre otras instalaciones, se mantiene una estructura mediante el uso de humidificadores, deshumidificadores y sistemas de control de la humedad relativa en interiores para mantener niveles específicos de humedad en los ambientes.

Humedad en la casa

Como lo mencionamos anteriormente en este artículo, la humedad en nuestros hogares puede afectarnos de manera negativa, tanto para nuestra comodidad, como también a nuestra salud. Sin embargo, la humedad en el interior de nuestros hogares también puede afectar a las estructuras y muebles.

El suelo, las paredes, los muros, el techo, y los muebles, pueden verse afectados y deteriorados a causa de la humedad en el interior.

Tipos de humedad

La humedad en el hogar puede presentarse de varias formas. El problema principal de tener humedad en casa o en interiores, no es sólo el aspecto estético, sino que la humedad puede generar una presencia de hongos y moho, que a su vez reducen la calidad del ambiente.

Además, un ambiente interior con humedad es perjudicial a la salud, y puede agravar enfermedades respiratorias como el asma, alergias, entre otras.

Conocer los tipos principales de humedad interior, es fundamental para poder arreglar los problemas que la ocasionan, además de tenerlos en cuenta para futuras construcciones.

Los tipos de humedad interior, son los siguientes:

Humedad por filtración

La humedad por filtración, o filtración lateral, es mas frecuente en estructuras subterráneas cuyas paredes o muros estén en contacto bajo la tierra, o en zonas cercanas a causes de agua.

Este tipo de humedad puede debilitar en gran medida las paredes, y puede dañar seriamente la estructura del hogar, además de afectar instalaciones eléctricas y daños en los muebles del hogar.

Es necesario prever en la construcción de la misma todas las posibles entradas de agua que puedan ocasionar posteriormente este problema, y prevenirlo con un buen aislamiento.

Humedad por capilaridad

En la humedad por capilaridad, la misma sube como consecuencia del paso de agua mediante los poros y uniones del suelo y los muros de la estructura, pudiendo afectar tanto al suelo, como a la pared en la parte baja y zócalos.

Puede deberse a errores en la construcción, por no previsión de un correcto aislamiento del suelo, o bien por rupturas o fallas en cañerías y fuentes de transporte de agua.

Esto puede significar un desgaste importante en la estructura del hogar, generando además daños en muebles, peligro en la instalación eléctrica, e incluso problemas de salud.

Se debe evitar este problema con una buena construcción desde el comienzo, y además de controlar posibles problemas en cañerías.

Humedad por condensación

La humedad por condensación, puede darse como consecuencia de una mala ventilación del hogar, o mal aislamiento térmico en cerramientos y defectos de construcción. La condensación es producida por las acciones cotidianas de los habitantes del hogar, como ducharse, cocinar, etc.

Es necesario mantener una correcta ventilación a fin de evitar la humedad por condensación, ya que puede traer como consecuencia hongos y moho, además de contaminar el aire y perjudicar a la salud de los habitantes del hogar.

Origen y detección de humedad interior

Primero, para poder encontrar la causa de la humedad en el interior y su origen, debemos detectar en dónde tenemos el problema de humedad y cómo el mismo se manifiesta. Es posible saber el tipo de humedad que está afectando a la casa, según como se manifiesten los problemas.

Aunque, se debe tener en cuenta que muchas veces los signos que se manifiestan en las estructuras de

Por ejemplo, si observamos grietas o fisuras en los muros y paredes de la estructura, estos pueden deberse a humedad de filtración.

Esto puede ocurrir a causa de problemas en la construcción de la vivienda, por impermeabilización deficiente, o bien debido a problemas en algún sistema de tuberías o cañerías, que pudieran tener una pérdida.

Es posible, en una pared con una grieta a causa de humedad y una mancha notable, se deba a una filtración de agua desde el lado externo de la misma.

En el caso de que notemos paredes humedecidas, o bien notamos gotas de humedad en vidrios y ventanas, es posible que se deba a un problema de humedad por condensación.

La humedad por condensación también puede generar un mal olor bastante notable a humedad, y puede estar acompañada por la presencia de hongos y moho en rincones o paredes cubiertas.

Si la humedad ocurre en las zonas de planta baja de la estructura, o bien parecen venir desde el suelo y no superan alturas de 1 metro en la pared, es posible que el problema sea humedad por capilaridad.

Esto puede darse como resultado de un problema de acumulación de humedad en el subsuelo y que el mismo asciende a través de los poros de las paredes y las uniones del suelo.

Humedad en las paredes

Una de las principales humedades que pueden sufrir las paredes, son las humedades por capilaridad.

El agua, la humedad y los minerales del suelo, emergen por los poros, uniones y pequeños huecos del suelo y los zócalos, afectando a la parte baja de las paredes y muros.

Una de las posibles razones por la cuál esta humedad aparece, es debido a la ausencia de la capa aisladora en los cimientos, o bien porque la misma se encuentra en mal estado.

Otra de las posibles razones, es debido a una mala terminación, tanto internos como externos, en el piso.

Esto hace que el revoque grueso del piso tome contacto con la humedad, ya que no es impermeable, y que lo vaya absorbiendo.

Ya sea a causa de humedad por condensación, o por el lavado regular del piso, entre otras cosas, la humedad puede pasar por debajo del zócalo y las uniones del piso, lo que deriva luego a una absorción por parte del revoque grueso, que posteriormente termina transmitiéndose hacia los muros y paredes por acción de capilaridad.

Cuando la casa ya está construida, existen 3 posibles soluciones:

  1. Rehacer el aislamiento con hidrófugo: Esto consiste en perforar de lado a lado la pared con este problema y rellenar estas perforaciones con material de mezcla hidrófuga impermeable, además de alguna capa de membrana plástica o asfáltica como barrera adicional. Es una de las técnicas más utilizadas para el tratamiento de este problema. Si el mismo es bien hecho, es una muy buena forma de solucionar el problema.
  2. Inyección de resina impermeabilizante: En muros y paredes que tengan problemas de humedad por capilaridad, es posible efectuar un tratamiento de inyección con silicona o resina impermeabilizante, para evitar el acenso de la humedad por los capilares de las paredes. Debido a su alto costo, esta técnica se recomienda realizarla en muros o paredes sólidas, es decir, que no sean de ladrillos huecos o materiales similares, ya que necesitarían cantidades muy elevadas de resina para el relleno. Esto se realiza rellenando perforaciones que se deben realizar de un lado de la pared, en forma de zigzag. El procedimiento de relleno toma algunos días, y se debe realizar repetidas veces esperando que la silicona penetre en los poros del muro. En cuanto se crea contacto con la humedad, el mismo se seca y forma una capa protectora que impide el paso de la humedad. Este método también es muy efectivo si es realizado correctamente.
  3. Electroósmosis inalámbrica: Esta técnica en realidad no requiere de perforaciones ni de grandes reformas. La electroósmosis inalámbrica, es plantea la colocación de un aparato electrónico conectado a un tomacorriente de la casa. Lo que hace este aparato electrónico, es invertir la polaridad de los muros de la casa y el terreno mediante ondas de frecuencia modulada. Con esto, lo que se obtiene es el cambio en la dirección de la humedad en los muros, es decir, que en vez de subir, la humedad baja hacia el terreno de forma constante, efectuando un secado progresivo de las paredes. Este método es muy efectivo, además de que también sirve para problemas de humedad en el suelo. Las ondas de frecuencia modulada no afectan a la salud y tiene un costo muy económico, pues su consumo es sumamente leve.

Claro que lo ideal es prevenir desde el inicio, con buenas acciones de aislamiento término desde el comienzo de la construcción, o bien con técnicas de interrupción de revoque grueso sobre el contrapiso y aplicando el relleno de la misma con una capa de mezcla con hidrófugo.

Aunque, si esto no es posible, ya que la casa o habitación ya es existente, no hay porque preocuparnos, ya que con las alternativas que te comentamos arriba, puedes solucionar el problema.

Otra de las causas de humedad en las paredes, puede ser la humedad por condensación. En el final del artículo, te dejamos varios consejos que deberías poner en práctica si deseas evitarla a esta y los demás posibles problemas por humedad.

Humedad en el suelo

La humedad en el suelo puede resultar un poco menos molesta que la humedad en techos y paredes, aunque no por eso deja de ser una cuestión importante de tratar. La humedad en el suelo, aparece debido a un exceso de humedad en el ambiente, es decir, humedad por condensación, por lo que los suelos no son capaces de secarse.

La humedad por capilaridad, también es un problema que puede afectar a los suelos, ya que los materiales utilizados para el contrapiso (por lo generar se utiliza hormigón), posee poros por los que sube la humedad desde la tierra.

Este problema puede ser aún mayor en zonas cercanas a ríos o pasos de agua cambiante. Para contrarrestar este problema, mantener una correcta construcción de la vivienda es lo mas adecuado, aunque claro, que no siempre es posible si la casa ya fue edificada, por lo que tendremos que arreglar el problema tras su aparición.

Sin duda, una de las mejores formas de afrontar este problema, puede ser la adquisición de un deshumidificador.

Esto es altamente efectivo para reducir la humedad en el ambiente, y de esta forma, permitir que los pisos finalmente se sequen y dejen a la humedad en el olvido. Los deshumidificadores pueden mantener el nivel de humedad del hogar en rangos saludables, entre el 40% y el 60%.

Con estos niveles, no se deberían generar ninguna clase de problemas por humedad de condensación, por lo que es una forma eficiente, fácil y rápida de eliminar problemas de humedad por condensación y posible presencia de hongos y moho.

Además, no requiere de ningún tipo de instalación, y obtienes ventajas en otros puntos, como una menor necesidad de ventilación en los ambientes, un ahorro en la calefacción y su consumo eléctrico, ambientes con temperaturas mas agradables en verano y épocas calurosas.

Son transportables de un ambiente a otro, y además, son fácilmente programables.

Otra posible solución (aunque requerirá un poco mas de trabajo), es la colocación de piso flotante. Como la humedad generada por condensación, tiende a adherirse a las superficies mas frías, el piso flotante puede resultar una opción favorable en este aspecto.

El piso flotante es altamente usado en reformas de este tipo, sobre todo en ocasiones en la que un levantamiento de piso no es una opción.

Una de sus principales ventajas es que no generan prácticamente humedad en el piso, ya que están fabricados con materiales relativamente cálidos y con una cubierta laminada que se coloca entre el piso y el material de piso flotante, por lo que se genera una especie de aislamiento.

Idealmente, si estamos comenzando en la construcción del hogar, lo que se debe colocar a fin de evitar la humedad en el suelo, es un film de polietileno, entre el suelo y los cimientos, creando un aislamiento entre la casa y el suelo.

Además, este método también protege a las paredes de la humedad de capilaridad. Es un método sencillo y económico de construcción, por lo que se vuelve un método efectivo de prevención y aislación.

Consejos para evitar la humedad general en el hogar

Como lo mencionamos a lo largo de todo el artículo, la humedad en el hogar no solo causa problemas estéticos en el interior de nuestra vivienda, dañando la estructura o los muebles, sino que también puede afectarnos a nuestra salud.

Una de las causas de los problemas de humedad en el interior, es el deficiente aislamiento térmico.

Esto también hace que el gasto de calefacción en el hogar sea mas elevado, por lo que es un punto a tener en cuenta para planificar desde el comienzo, y mantener hábitos de construcción que a la larga serán mas económicos y prácticos.

Aunque una vez que nuestra vivienda o espacio interior ya está construido, debemos evitar a toda costa la humedad. Para ello, es importante mantener algunas prácticas o hábitos que contribuyen para no generar problemas de humedad en el interior:

  1. Mantener una correcta ventilación, abriendo con regularidad las ventanas por algunas horas, y mantener una corriente de aire que circule por nuestro hogar. Realizar esto en los días bajos de humedad, es decir, cuando el clima lo permita, ya que en climas húmedos, esto sólo contribuirá a cargar el ambiente interior con aún mas humedad.
  2. Tender la ropa fuera de la casa o contar con un lavadero. Secar la ropa dentro de la casa contribuye a aumentar el nivel de humedad en el ambiente. Por ello, se debe secar la ropa afuera del hogar, o bien apartar una habitación para lavadero, que cuente con una buena ventilación para este fin.
  3. Colocar un extractor de aire o ventilar el baño. Cuando nos bañamos, generamos una gran cantidad de humedad que termina en el ambiente de nuestro hogar. Por esto, colocar un extractor, o ventilar correctamente el baño a la hora de la ducha, es muy importante para no cargar el resto de la casa con humedad.
  4. Cuando cocinamos, generamos humedad al calentar o hervir agua. Debemos acostumbrarnos a utilizar un extractor de cocina, o bien tapar las ollas y recipientes.
  5. En ocasiones buscamos tapar alguna pared un poco desgastada con un mueble. Esto es un gran error, ya que si el desgaste de la pared es debido a la humedad, entonces estamos quitando la ventilación a dicho lugar, por lo que el problema se hará aún mas grande, deteriorando aún mas la estructura e incluso el mueble. También se recomienda alejar los muebles un poco de la pared, ya que los ambientes por los que no circula el aire son propensos a deteriorarse, humedecerse y generar hongos y moho.
  6. Si nuestro hogar presenta problemas de humedad en los ambientes, podemos considerar el uso de un deshumidificador. Son portables, por lo que pueden colocarse en varios ambientes del hogar, además de que cuentan con varias opciones programables para distintos ambientes, por lo que resultan una muy buena opción para reducir la humedad en el ambiente.
  7. No abusar de las plantas en el interior de la casa. Aunque no lo parezca, o no lo tomemos en cuenta, esto es una realidad. Un alto número de plantas contribuye a aumentar la humedad en el ambiente.

Con estas prácticas y consejos, podremos contribuir para que nuestro hogar no se vea afectado por la humedad.

Claro que, a grandes rasgos, pueden existir otros problemas que den paso a la humedad, como por ejemplo un aislamiento térmico deficiente, problemas en la construcción o problemas de cañerías y conductos de agua.

Esto no lo podemos evitar con estas prácticas, ya que para ello se requerirán otras medidas.

Igualmente, con estas acciones podremos reducir considerablemente la humedad ambiente en nuestro hogar, y de esta forma evitar posibles problemas de humedad, deterioro, problemas de salud, e incluso, con un poco de ahorro económico de calefacción.


Artículos Relacionados


    1. Innowater 30/04/2019

    Agrega tu comentario

error: Content is protected !!