Naturaleza


Es uno de los elementos presentes desde la creación de la tierra, está en todas partes y sin ella no podría haber vida en el planeta, hablamos de la naturaleza.

En este artículo de hoy trataremos de responder preguntas tales como ¿Qué es la naturaleza? ¿Cuál es su importancia? ¿Qué tipos de naturaleza existen? ¿Qué es un ecosistema?

Sigue leyendo para conocer todo sobre este fantástico fenómeno.

¿Qué es la Naturaleza o natura?

Si definimos a la naturaleza, también llamada natura, en su sentido más amplio, podemos decir que ella equivale a todo lo que es el mundo natural y el mundo físico.

Cuando hablamos de “naturaleza” estamos refiriéndonos a fenómenos que pertenecen al mundo físico y también a la vida en forma general.

Al hacer mención de la naturaleza no lo hacemos con aquello en donde intervenga el ser humano, es decir que al hablar de ella dejamos de lado todos los objetos artificiales creados por el hombre.

Naturaleza

La palabra naturaleza tiene su origen en la palabra griega naturist. Si decimos natura (en inglés nature), nos estamos refiriendo a la traducción al latín de la palabra griega “physis” (Fusis) la diosa de la naturaleza.

El término naturaleza suele tener varios significados. Normalmente se lo asocia con el dominio de varios tipos de seres vivos, incluyendo tanto a plantas como animales.

En ocasiones se habla de entorno natural con referencia a todo aquello que no ha sido directamente alterado por el hombre, es decir animales salvajes, bosque, playas, montañas, etc.

También involucra diversas cosas como el tiempo atmosférico, la geología del planeta Tierra y además lo que es la materia y la energía. La naturaleza es de proporciones inimaginables ya que se extiende desde lo que el es el mundo de las partículas subatómicas hasta todo lo que abarcan las galaxias.

Características de la Naturaleza

La naturaleza se presenta de distintas formas en nuestro universo. Sin embargo, también existen diferencias en el tipo de naturaleza o ecosistema propio de un determinado lugar.

Éstas son las llamadas características de la naturaleza, ya que establecen un conjunto de condiciones propias de cierto lugar o espacio, que lo diferencian de otros y que presentan elementos característicos propios del lugar.

La naturaleza se presenta a través de distintos medios dentro de un ecosistema, e involucra a muchos factores que dependen entre sí para su desarrollo y vida en dicho ambiente.

Flora

La flora se define como el conjunto de especies de tipo vegetal que se genera en determinado ecosistema y que se desarrolla según la capacidad climática de dicho ambiente.

Debido a esto, existen grandes diferencias entre ecosistemas secos y húmedos, hallándose vegetación propia de cada lugar y adaptada a sus condiciones.

Claro que existen excepciones y que también el ser humano ha modificado en parte estos ambientes (en general causando un impacto ambietnal negativo), por lo que muchas veces se puede encontrar vegetación que no es propia naturalmente de una determinada zona o ecosistema.

Fauna

Se clasifica como la fauna de un determinado ecosistema al conjunto de seres vivos animales que habitan en una determinada zona geográfica.

Éste conjunto de animales también está fuertemente caracterizado por sus condiciones climáticas, ya que éste es un factor fundamental para su desarrollo, reproducción y hábitos alimenticios.

Clima

Las condiciones atmosféricas se dan principalmente debido a la capacidad del planeta tierra a distribuir de forma equilibrada la variación de calor justa y necesaria para mantener cada ecosistema en su estado correspondiente.

Las corrientes de calor submarinas contribuyen a mantener un clima estable y distribuir la energía de calor en todas las regiones de los océanos del planeta.

Estas corrientes son las que ayudan a mantener y moderar las distintas diferencias de temperaturas de los trópicos. Si no existieran, los trópicos serían mucho mas cálidos y las zonas polares serían mucho mas frías.

El clima es una característica de la naturaleza que puede presentarse de forma totalmente distinta de un lugar a otro. Se refiere como un conjunto de condiciones atmosféricas que son típicas o representativas de determinado ecosistema.

A su vez, el clima presente influye en la vida cotidiana de los seres vivos que forman parte de dicho ecosistema, y que se adaptan a las condiciones presentes en determinado espacio.

Las precipitaciones, que forman parte del clima, establecen en gran parte el desarrollo de la vida en dicho ecosistema, ya que es muy variable la forma de vida presente en un lugar donde las lluvias y tormentas son frecuentes, a aquellos lugares donde no suele tener un gran nivel de precipitaciones.

Las condiciones climáticas, establecen en gran parte el estilo de vida, tanto humana como animal, presente en dicho ambiente, así también como la composición o apariencia del mismo.

Las condiciones climáticas, sin embargo, influyen de gran manera en los ecosistemas tanto de forma beneficiosa como de forma perjudicial.

Los fenómenos climáticos extremos, como los huracanes, tornados y tormentas eléctricas de gran magnitud, emplean grandes cantidades de energía y destruyen a su paso.

De esta forma, un determinado ecosistema puede verse afectado en gran manera, de igual forma todos los seres vivos que habitan en él y dependen de este para su desarrollo. Por lo tanto, el clima es un factor clave para la forma de vida de las especies en general.

Tipos de Naturaleza

Dependiendo del tipo de vida presente en un ecosistema, se pueden clasificar los tipos de naturaleza en 3 categorías.

Naturaleza Vegetativa

La naturaleza vegetativa se compone de todos aquellos vegetales que cumplen con un ciclo de vida general, es decir, viven, crecen y se reproducen.

Esta categoría involucra a todos aquellos pertenecientes al reino de las plantas, el cuál se refiere a especies de todo tipo, color y tamaño. Las plantas forman parte de un papel clave en la naturaleza, que es la producción de oxígeno a través del proceso de la fotosíntesis.

Además, estas plantas brindan alimento para las especies presentes en el ecosistema y promueven su desarrollo y ciclo general de vida y son encargadas de proveer energía a los ecosistemas.

Las plantas presentan características como que no cuentan con movimiento propio, se proveen de su propio alimento, y su reproducción puede ser tanto sexual como asexual.

Naturaleza Animal

El reino animal involucra a todas las más de dos millones de especies de animales mamíferos, aves, reptiles, anfibios, insectos, entre otros. Un determinado ecosistema, presenta ciertas especies que se han adaptado mejor a dichas condiciones a lo largo del tiempo y de su desarrollo de vida.

Cada uno presenta su forma propia de locomoción y se trasladan por voluntad propia, u obligatoria por las circunstancias, hacia otros ecosistemas en donde puedan adaptarse, en busca de alimento y lo necesario para su proyecto general en cuanto al desarrollo de su especie.

Su forma de reproducción es primariamente sexual, aunque algunas especies, como los gusanos, pueden reproducirse de forma asexual.

Naturaleza Humana

Los seres humanos, aunque presentan similitudes con los animales, presentan varias diferencias y características que lo diferencian y lo clasifican en una especie única.

Se puede definir al ser humano como concepto general de seres con la capacidad de razonamiento y pensamiento, autónomos, sociales y con fuerte manejo emocional. El ser humano se adapta a su entorno o lo modifica según lo considere necesario.

La especie se encuentra en constante avance, y por lo tanto es capaz de desarrollarse a sí mismo y desarrollar ciertas herramientas que le permitan adaptarse de mejor forma a un determinado entorno y a promover la comodidad de su especie, así como la permanencia de la especie.

Sin embargo, el ser humano presenta una esencia propia de conocimiento y filosofía que es muy variable e influenciable por la cultura a la que está acostumbrado, así como a ciertas creencias políticas o religiosas, que hacen que el ser humano no pueda definirse de forma completa a si mismo, sin antes cuestionar o diferenciarse de forma radical de forma muy amplia.

Ecosistemas y Recursos Naturales

Un ecosistema se puede definir como un sistema relativamente autónomo que es formado parte con características naturales y físicas propias.

Se tiene en cuenta de esta manera, todo aquello que forma parte de un ecosistema con sus correspondientes interacciones, es decir, la flora y la fauna presente y su estilo de vida y desarrollo en dicho espacio.

Todas las formas de vida, tanto vegetal, como animal o humana, tienen la necesidad de relacionarse con el ambiente en el que viven, su entorno y las formas de vida que los rodean.

Por ello, cuando hablamos de ecosistema, nos referimos en forma resumida a cualquier situación que presenta una interacción entre organismos y su entorno.

Dentro de un ecosistema, se presentan ciertos elementos importantes y que ayudan a definir el tipo de ecosistema presente y sus características propias.

El suelo, la disponibilidad de una fuente de agua, la atmósfera y el clima, son parte esencial de un ecosistema y que define en gran manera la concentración de organismos vivos que lo habitan, así como sus especies y desarrollo.

Cualquier cambio sobre alguno de los factores característicos de un determinado ecosistema, puede afectar en gran medida a su estructura, así como a los seres que habitan en el, e incluso estos cambios pueden llevar a que un ecosistema se convierta en otro con características distintas.

Los ecosistemas pueden sub-dividirse en ciertas categorías, como las siguientes:

  • Continentales: Son aquellos que son terrestres, como por ejemplo los bosques, praderas, sabana, tundra, los polos, desiertos, entre otros.
  • Interiores: Los interiores son aquellos que presentan aguas interiores, que a su vez se subdividen en lénticos, que clasifican a lagos y lagunas, estanques, y los lóticos que clasifican a los ríos.
  • Oceánicos: Los ecosistemas oceánicos son aquellos formados en los océanos, mares y arrecifes de coral.
  • Humanos: Se puede establecer una clasificación para el ecosistema humano formado de forma artificial y caracterizado a lo largo de la historia y se ha visto modificado gracias al avance de la ciencia y de la tecnología, así como de los conocimientos adquiridos. Se separa esta clase artificial de ecosistema debido a que el ser humano ha modificado el entorno para adaptarlo según sus necesidades personales. Aquí podemos clasificar a las ciudades y regiones pobladas como ecosistemas humanos.

Diferencias entre Zona Salvaje y Zona Virgen

Existe una diferencia cuando se clasifica una zona o ecosistema como salvaje o virgen. Una zona salvaje es aquella que el ser humano no puede controlar, es decir, el ecosistema es sustentable y desarrolla sus actividades de forma totalmente natural.

Esto no quiere decir que el ser humano no esté presente o que no exista actividad humana alguna, sino que los procesos naturales se desarrollan de una forma completamente natural y sin acción o modificación por parte del ser humano.

Aún así, se puede definir como zona o ecosistema salvaje aquel que mantiene sus procesos naturales a pesar de contar con la presencia del ser humano.

Por otra parte, una zona virgen es aquella a la que no ha sido alterada ni modificada por ninguna actividad humana o consecuencia de estas, o la presencia misma del ser humano.

Hoy en día, si consideramos todas las actividades humanas que se han desarrollado a lo largo de la historia en todo el territorio del planeta, no existe prácticamente una sección o zona virgen, que no haya sido afectada de forma directa o indirecta a causa de la acción humana.

Debido a consecuencias como el cambio climático, o la contaminación en cualquiera de sus formas, se puede afirmar prácticamente que no existen entornos vírgenes en la biosfera.

Importancia de la Naturaleza

El fin de la naturaleza y de todas las cosas que la componen es el de procurar la vida y desarrollo de las especies, en especial la del ser humano.

La función de la naturaleza, de sus componentes y sus variables, presentan una armonía clara y dispuesta para la vida de todos los seres, tanto para los vegetales, así como para los animales y las personas.

Es el resultado natural diseñado que brinda y posibilita la supervivencia y desarrollo individual de cada especie en el tiempo.

Incluso hasta las formas inertes presentes en nuestro planeta, como las rocas y los minerales, así también los recursos naturales como el agua y la luz, cumplen una función clave que permiten albergar las condiciones de vida en muchas de sus formas presentes, por lo que si no contáramos con ellos, la vida como tal sería muy distinta, o incluso imposible.

Por ello, es fundamental tener presente que el cuidado y la preservación de los distintos ambientes naturales y ecosistemas es esencial, no sólo para que nuestro planeta no sufra de cambios climáticos extremos que puedan condicionar de gran manera la vida, sino para preservar la vida misma y el desarrollo de todas las especies, desde vegetales, animales y humana.

Cuidar nuestro planeta es fundamental, ya que es nuestro hogar, y la naturaleza en general es nuestro medio de vida.


Artículos Relacionados


error: Content is protected !!