Hábitat: ¿Qué es? Características y Tipos de Hábitats

Qué es un habitat


Se conoce más de un concepto y son diversas las clasificaciones, pero el término hábitat comparte en todas sus descripciones que este espacio o zona determinada de la tierra ofrece a la fauna y las flores todas condiciones necesarias para el desarrollo de sus ciclos biológicos siempre y cuando cada especie lo requiera.

No existen metodología que afirmen o comprueben de que forma un hábitat reúne las condiciones necesarias para algunas especies en particular.

¿Qué es un hábitat?

Nuestro planeta cuenta con una inmensa riqueza de especies vegetales y animales que sobreviven, se adaptan y mutan para coexistir en la esfera celeste.

Desde vastos bosques tropicales con sus monzones de visita que los revitalizan aún más, las praderas, las seca sabana, la taiga con sus grandes bosques de coníferas, tundra, estepa y desierto son los biomas que conforman nuestro planeta tierra.

Un sin fin de reinos habitan cada uno de los biomas donde sus seres vivos desarrollan sus ciclos vitales así como también adquieren patrones de comportamiento que les permitirán preservar su vida de los depredadores a aquellos que animales de mayor complejidad así como también la interacción de la vida microscópica con los componentes abióticos e inorgánicos esenciales para la vida.

Los diferentes hábitat del mundo ofrecen refugio, recursos alimenticios, así como también cambios biogeográficos y climáticos que pueden favorecer o no a una especie pero que siempre y de forma muy sabia terminan siendo beneficiosos para otras.

Qué es un habitat

Características de los hábitats

Existen diversos tipos de hábitat con características únicas a nivel físico, químico y biológico.

Reconocemos aquéllos hábitats donde predomina el agua como los océanos y mares mientras que en las regiones polares las bajas temperaturas hacen que las aguas se congelan hasta la estación de deshielo, donde aun así ,siguen permaneciendo intactos los casquetes glaciares madres.

En la sabana los árboles de copa alta y la vegetación que se resiste a la estación seca es abundante pero en comparación con la selva tropical resulta bastante árida. La selva tropical recibe largos períodos de lluvias que bañan sus suelos y vegetación dando lugar al nacimiento de nuevas especies vegetales.

El clima de mucho de los hábitats está determinado también por la presencia de compuestos inorgánicos como concentraciones de dióxido de carbono, gases de efecto invernadero(por la inevitable intervención del hombre), oxígeno, nitrógeno entre otros que resultan vitales para los procesos fotosintéticos y utilizados en otros ciclos como el del carbono y el nitrógeno.

Los suelos repletos de descomponedores ofrecen un recambio constante de componentes orgánicos al suelo.

La vida en los hábitats marinos profundos y no tan profundos plagados de vida, concentraciones salinas, iones, temperaturas que van desde tibias a gélidas y con profundidades diversas, forman parte de la biosfera.

El hombre ha conseguido, desplazamiento mediante, crear su hábitat. Casas, edificios, rutas, rascacielos entre otros son algunos de los sitios creados que frecuentamos pero esta intervención trae consigo la explotación de muchos otros hábitat naturales en búsqueda de aquello que nos diferencia del resto de los animales: el poder económico.

El atractivo de los hábitats es utilizado por el hombre con fines turísticos, así como también la tala de árboles para el consumo, construcción y despeje de hectáreas para futuras edificaciones son el presente de los hábitats del mundo.

Hábitat

Tipos de hábitat

A continuación se describirán algunos los hábitats del mundo tanto terrestres como acuáticos, mixtos y humanizados.

Desiertos

Lugar despoblado, así se le atribuye a la palabra desierto por parte de la real academia española en 2011. Desde el punto de vista geográfico y quizá antropológico se puede decir que no existe vida en él, no obstante no sucede de esta forma desde le punto de vista biológico.

La plantas con metabolismo C3 y CAM predominan en el desierto, adaptadas a la aridez han logrado almacenar grandes cantidades de agua en sus tejidos de forma casi permanente, de modo que si el humano desea beber de la misma, no tiene dicho recurso de forma directa sino que seguramente un cactus desértico pueda brindárselo.

Ocupando un tercio total de la superficie terrestre los desiertos y semidesiertos son los sistemas naturales más extendidos del planeta.

Los desiertos y semidesiertos se caracterizan por la falta de agua en forma de lluvia lo que trae consigo un gran impacto en el crecimiento de la vegetación y la vida animal de forma muy evidente.

Los desiertos surgen en base a varios factores entre ellos el cinturón de convergencia intertropical que es una línea recta que recorre el ecuador donde el calentamiento del aire es intenso y provoca que el mismo sea menos denso.

Existen desiertos y semidesiertos cálidos como el del Sahara, Nibia, Nubia, Atacama, Norte Argentino entre otros. Mientras que también existen los desiertos y semidesiertos fríos como los de Jungaria, La gran Cuenca y La Patagonia.

Serpientes, dingo, camellos, escorpiones, lagartos, tarántulas del desierto forman parte de la fauna desértica.

Paradójicamente los desiertos se han convertido en zonas de tiradero donde se arrojan desechos de diversas partes del mundo aunque representan una de las fuentes de energía eólicas más grandes del planeta dado su incidencia del sol y de los grandes vientos que azotan a este sistema natural.

Selva

La selva tropical ocupan extensas superficies cercanas al centro del ecuador, abarcan también Sudamérica, África, Asia y Oceanía.
A diferencia del desierto las temperaturas en la selva oscilan entre los 25° y 30° grados.
Con precipitaciones anuales de al menos 1500 mm, rara vez podemos hablar de sequías cuando se trata de la selva.

Los vientos que atraviesan el ecuador llegan a la selva en forma de monzón, los monzones son períodos que muchas veces duran 6 meses donde la lluvia se encuentra en su máximo esplendor.

Debido a las características pluviales los suelos se encuentran modificados. Existe poco desarrollo por debajo de los horizontes por debajo de lo que se denomina capa orgánica.

La química de este suelo es bastante ácida, con componentes como el óxido de hierro el suelo tiende a tener un color rojizo en las capas inferiores.

La tasa de descomposición es abundante concentrándose la mayor cantidad de materia orgánica de forma más superficial.

En cuanto a la vegetación los grandes y altos árboles de vida solitaria predominan en la selva.

La fauna es abundante en insectos, aves que consumen frutas como tucanes. Estas aves poseen la característica de no volar grandes distancias por su alimento y poseer alas cortas.

La vegetación que se encuentra en el piso no suele superar los 5 metros de alto producto también de la poca llegada de luz que tienen, ya que la misma es copada por los grandes árboles. Los mismos también son hogar de orangutanes, osos perezoso que no suelen bajar a la base de los árboles si no es por motivos de fuerza mayor como la alimentación que suelen, pausar por varios días dado su lento metabolismo.

Dada el alto porcentaje de humedad los descomponedores tienen una ardua tarea, descomponer todas las hojas y frutas que caen de la copa de los grandes árboles así como también descomponer de forma eficaz la materia fecal de animales que comen frutos y dicha tarea es una de las responsables de la abundancia de vegetación, conjunto con la ayuda de animales dispersores que al comer el fruto defecan en la tierra.

La digestión de estos animales hace el trabajo pesado de romper los cotiledones o vainas que puedan tener las semillas llegando la misma al suelo pronta para germinar.

La caza de animales por su piel como así como el tráfico de aves exóticas es uno de los mayores problemas que enfrenta la selva.

La pérdida de superficie arbórea es otro de los grandes problemas, donde la incidencia de la radiación está generando consecuencias en los suelos y sus ciclos biogeoquímicos así como también reduciendo las concentraciones de oxígeno producto de la fotosíntesis.

Regiones polares

Polo norte y polo sur son los centros de las regiones polares, predominan los casquetes polares que se posan sobre el océano Glacial Ártico y el Continente Antártico.
Se encuentra delimitada por el Círculo Polar Ártico.

Las condiciones en las regiones polares son extremas, donde las bajas temperaturas son la principal característica de este hábitat. Pese a esto la vida se desarrolla con total normalidad con seres vivos que presentan características únicas para la supervivencia a las bajas temperaturas.

Las escasas precipitaciones y las variaciones entre las horas de luz que dependen de las estaciones del año, así como también, la intensidad de la luz solar son algunas de las variables que hacen de este hábitat, único.

Ambas regiones polares poseen diferencias, en el hemisferio norte la masa de hielo gigantesca se mantiene gracias a las bajas temperaturas. El hemisferio Austral no siempre fue gélido, sino que ha pasado por un período de rica fauna y flora se encuentra hoy también helado.

El zorro del Ártico así como el oso polar blanco son algunos de los depredadores que posee esta región.
Muchas aves y focas marinas también son abundantes así como la presencia de algunos cetáceos como ballenas que permanecen de forma esporádica producto de sus migraciones.

Existen muy poca flora algunos líquenes y algas sobreviven en este clima así como el plancton de sus aguas que es justamente lo que atrae cetáceos.

En cuanto la población humana de las zonas polares es un tanto escasa en relación al resto de los hábitats del planeta, existen pobladores en Alaska, Groenlandia (lugar que alberga el gran y majestuoso tiburón de Groenlandia que es uno de los seres vivos más longevos del mundo superando los 400 años de edad), Noruega, Islandia, Rusia son alguno de los países poblados con características polares.

Sin dudas que la problemática que enfrentan los hábitats polares es el deshielo que se encuentra acelerado en la gráfica de tiempo. Este deshielo tiene como consecuencia el aislamiento de grandes casquetes de hielo, lugar donde habitan muchos animales como el oso polar depredador terrestre mayoritariamente que se ve obligado a buscar su comida en el agua no pudiendo cazar en tierra lo que disminuye las posibilidades de alimento seguro.

Otras son las consecuencias del deshielo sobre todo para el nivel del mar lo que perjudica notoriamente al ser humano.

Arrecifes coralinos

Los arrecifes coralinos son estructuras acuáticas que poseen una conformación de carbonato de cálcico donde un sin fin de especies viven en él formando colonias.

Se le denomina Selva de mar, los arrecifes albergan todo tipo de especies marinas y es allí donde podemos ver expresadas toda la variedad de asociaciones biológicas entre los mismos. Se encuentran bañados por aguas oceánicas que le aportan pocos nutrientes pero aún así logran sobrevivir sosteniendo las grandes corrientes marinas. Las grandes barreras coralinas protegen los manglares y praderas de plantas marinas.

En los arrecifes coralinos podemos encontrar asociaciones de película como la del pez payaso y la anémona de mar, la morena con el arrecife, gusanos, crustáceos, moluscos entre otros.

Si bien existen corales de aguas profundas en menos proporción, la mayoría de ellos son corales de agua poco profunda donde su interacción con la luz solar es imprescindible pero a la vez frágil, ya que el sobrecalentamiento de los mismos los lleva a la muerte de las especies que allí viven.

El coral alambre, el coral de fuego, el coral cerebro (nombres comunes) son algunos de los corales existentes.

Existen relaciones de simbiosis donde organismos llamados zooxantelas le proporcionan energía al coral en forma de glucosa a cambio de esta maravillosa relación el coral le ofrece como a otros seres vivos, protección.

Las zooxantelas son muy perjudicadas por el aumento de las temperaturas y la muerte de las mismas ocasiona una pérdida energética insostenible para el coral.

La contaminación, las explosiones durante los períodos de pesca entre otros problemas como el calentamiento global está causando estragos en las barreras coralinas.

El Gobierno Australiano está batallando para poder recuperar al menos una parte de lo perdido durante los últimos 20 años, generando superficies nuevas a modo de andamios para que los arrecifes puedan colonizar y disminuyendo notoriamente las presencia del turismo lo que a su vez a generado pérdidas económicas muy grandes en el sector.

Sabana

De altos estratos herbáceos, la gran sabana combina características propias de un pastizal así como también de bosque.

Se encuentran ubicadas en zonas tropicales y subtropicales siendo la sabana Africana la más conocida y documentada.

Se clasifican a su vez en dos: intertropical donde se evidencian diferencias notorias entre las estaciones sobre todo a nivel de precipitaciones.

Suelen existir cinco o seis meses de sequía que resultan difíciles para su fauna que emprende generalmente una travesía de cientos de kilómetros en busca de agua y en algunos casos, donde no fue bien aprovechada la estación de lluvias y no se adquirieron suficientes nutrientes estos animales mueren de sed, hambre y por las diferentes competencias que se establecen tanto inter como intraespecíficas entre ellos por los diferentes recursos que los mantienen con vida.

Por otro lado tenemos la sabana montañosa que evolucionaron de islas, se encuentran en zonas de altitud alpinas y albergan una gran variedad de especies.

Como vegetación dominante y muchas veces confundidas con estepas, encontramos a las gramíneas de gran velocidad de crecimiento y con rizomas de gran densidad, entre los árboles encontramos diferentes tipos de Acacias y Prosopis.

Jirafas, búfalos, hipopótamos, guepardos, chacales, hienas, leones, suricatas, rinocerontes, elefantes son algunos de los mamíferos que habitan la Sabana, si bien no podemos decir que coexisten ya que de hecho si organizamos una red trófica con estos animales existen algunos que serían los depredadores de otros salvo que compartan recursos y el mismo sea suficiente para todos, lo que no suele ser en la mayoría de los casos.

También existen distintos tipos de aves, insectos, hongos entre otros, cada uno con un rol fundamental dentro del equilibrio dinámico de este gran hábitat.

Hábitat humano

Debemos hacer mención al hábitat humanizado que el hombre a ido creando. Grandes rascacielos, hogares de diversos materiales, rutas que conectan diferentes estados y la industrialización en general forman parte del hábitat humano.

Con poca vegetación en sus calles, algunas plazas con algunos árboles que apenas pueden verse en imágenes satelitales o tomadas desde un rascacielos, es la máxima expresión de naturaleza que podemos encontrar en un ecosistema humanizado.

Nuestra relación con los hábitats anteriormente mencionado no suele ser sustentable en la mayoría de los casos. Colonizamos y desplazamos seres vivos de sus hábitats, explotamos los recursos naturales para beneficio económico, utilizamos pieles para nuestro guardarropa con un repertorio amplio de zapatos y carteras.

Nuestras fábricas emanan gases tóxicos al ambiente que son devueltos a la tierra en el ciclo del agua, muchas veces provocando lluvia ácida. Los desechos siempre van al los cauces de río, los saneamientos deficitarios como en Nueva Delhi donde el agua de las curtiembres y los desechos de toda su población salen al Río Ganges y los propios seres humanos beben sus aguas, lavan sus heridas y creman a sus muertos.

Las concentraciones de plomo y de coliformes fecales así como también de plásticos ha descendido de forma drástica las comunidades de macroinvertebrados del río.

Nuestro hábitat modificado nos ofrece todo lo que deseamos y si no lo tenemos contamos con todo lo necesario para crear y destruir.

Como contracara a esto algunos seres humanos trabajan duro para la recuperación de especies endémicas, generando conciencia colectiva y viviendo de una forma que no dañe el hábitat de otros animales.

Organizaciones que recuperan el número de papagayos, que intervienen el peligroso tráfico y mercado de especies exóticas arriesgando su vida, así como también reservas naturales donde se rescata, salva y acondiciona chimpancés, koalas, elefantes, rinocerontes que por años son mutilados por el marfil de sus cuernos y ballenas cazadas para comercializar su grasa entre otras.

La flora se encuentra en un decremento muy acelerado en cuanto a su densidad, la deforestación que sufre, sin ir más lejos la selva amazónica es muy notoria.

Recordemos también que en la misma viven comunidades indígenas que ven poco a poco desaparecer su fauna y flora nativa en manos de grandes industrias y constructoras que pretenden instalar edificios y urbanizar de forma inmediata con construcciones que no superan el año y medio.

La población mundial de humanos va en aumento con algunos países que superan los estándares y límites adecuados para el desarrollo de una vida normal, muchas veces viviendo de forma casi hacinada como es el caso de China, India, Japón.

Sin dudas algunas personas han comenzado a emprender un camino de conciencia y empatía que se ve constantemente amenazado por las diferentes economías mundiales que no reconocen a la sustentabilidad como una forma de vivir en armonía con la tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *