Reciclaje de Vidrio


Cuando hablamos de reciclaje de vidrio nos referimos a uno de los materiales más reciclables del mundo en la actualidad. El vidrio es muy fácil de reciclar ya que permite casi un 100% de la reutilización de sus componentes.

El vidrio es un material que lo encontramos en nuestros hogares, en oficinas, fábricas, y casi cualquier lugar donde miremos a nuestro alrededor. Existen muchas formas de reciclar vidrio, la principal es guardar todas las botellas y envases de vidrio que tengamos, es decir, no tirarlos a la basura como hace mucha gente.

Luego de eso, podemos colocarlos en los centros de reciclaje, donde no sólo podrán recibir tus envases de vidrio, sino que incluso en muchos hasta te pagarán por comprar esos envases. Lo importante que debes tener en cuenta es que antes de depositar las botellas de vidrio debes limpiar cualquier residuo que tengan dentro con abundante agua.

También si puedes retirar el papel de las etiquetas ayudará muchísimo ya que es algo menos que los trabajadores de las plantas de reciclado de vidrio tienen que hacer, en otras palabras, facilita mucho el reciclaje de botellas de vidrio desde el comienzo, haciéndolo incluso más económico.

En diversos municipios, ciudades y países del mundo se realizan campañas de consicentización y publicidad sobre la importancia de reutilizar el vidrio de manera responsable, en muchas de estas campañas se utilizan los famosos símbolos de reciclaje para identificar al vidrio.

Proceso de reciclaje del vidrio

El proceso de reciclaje del vidrio se puede explicar muy sencillamente si miramos la imágen a continuación.

  1. Se trata primero de juntar las botellas y recipientes de vidrio en nuestras casas.
  2. Luego los llevamos a los contenedores de reciclaje que se ubican en nuestra ciudad o comunidad.
  3. El camión de reciclado los recoge y lleva hacia la planta de reciclaje de vidrio.
  4. La fabrica reciclaje y reutiliza el vidrio de forma adecuada, y los convierte en nuevas botellas.

proceso de reciclaje vidrio

Al utilizar el vidrio en un proceso de reciclaje como el que mencionamos antes, estamos ayudando a que haya menos contaminación en el mundo, a que los materiales se reutilicen, y que también haya trabajo para las plantas recicladoras. Es un proceso circular que nos asegura menores gastos de fabricación de vidrio, menor contaminación, y mayor rendimiento energético, ya que el reciclar vidrio ahorra un 30% el proceso de fabricación.

Algo bueno del vidrio es que no tiene un límite de veces para reciclarse, nunca pierde su calidad, algo que si pasa con otros tipos de reciclajes como el reciclaje del papel o el reciclaje del agua, u otros productos que tienen una vida útil ya estipulada desde la fecha de su fabricación.

Si quires conocer como funciona una planta de reciclado de vidrio te invitamos a mirar este original vídeo, que lo detalla paso a paso de forma muy gráfica y animada:

Reciclaje de Botellas de vidrio

Es importante tener en cuenta que el reciclaje de las botellas de vidrio es importantísimo en esta cadena, donde se se separa cada botella, se agrupa y clasifica por cada color de cada botella, de esta forma se evitan mezclar las botellas y sus colores de reciclaje, algo importante que tiene que clasificarse bien antes del proceso de reciclado.

Los colores de las botellas en el reciclado juegan un papel importante, y distinguimos tres grupos bien definidos:

  • Botellas de vidrio verde.
  • Botellas de vidrio transparente.
  • Botellas de vidrio ámbar.

Existen claro está, otros tipos de colores de botellas como azules, amarillas, etc, pero estos tres colores son los predominantes.

Al momento de reciclar las botellas, se debe determinar el estado del vidrio que tienen, y si son totalmente reciclables en nuevas botellas. Sean o no lo sean, el vidrio pasa por un proceso de limpieza para eliminar cualquier tipo de residuos, basura o impurezas que estén pegados a las paredes de la botella.

Si no se logran reciclar en nuevas botellas, el vidrio se reutiliza nuevamente, mediante un proceso de:

  • Trituración completa, se lo reduce a su parte más mínima.
  • Fundición, donde se mezcla y funde al 100% con arena.
  • Se añade caliza y hidróxido de sodio.
  • Finalmente obtenemos el vidrio final como producto.

Dato curioso: ¿Sabes que hay máquinas para reciclar vidrio?


Artículos Relacionados